Categories
Uncategorized

Crítica de Ankhara: Premonición

La primera vez que supe de la existencia de Ankhara fue en un concierto en un pueblo de Ávila. Resultó que eran los teloneros de Medina Azahara, y sin comerlo ni beberlo me encontré con una banda que tocaba puro heavy metal; incluso, si la memoria no me falla, se marcaron un cover de Helloween. De esto hace 24 años, el grupo estaba aún lejos de editar ‘Dueño del tiempo’, y realmente esta historia no le interesa a nadie.

Pero a mí me sirve como punto de partida a la hora de medir la evolución de los madrileños, evidentemente gigante desde aquellos tiempos, menos acusada desde que regresaron al ruedo discográficamente con ‘Sinergia’. Porque este ‘Premonición’ tiene retazos de aquel, mas el paso al frente, de nuevo, es importante. Importante y satisfactorio, contrastado y concreto. Definitivamente interesante.



Diez cortes redondos, correctamente uniformados y revestidos con su estela artística clásica, actualizada a la era actual, por supuesto. Con esa premisa ya te puedes imaginar que, si antes te gustaban, ahora van a seguir haciéndolo. Posiblemente incluso más. ¿O es que acaso “Huida” no tiene todo el gancho que necesita este estilo? Ya en este punto desenfundan todas las armas que llevan cargadas: doble bombo a todo gas empujando rabioso, guitarras que rozan el thrash en las afinaciones graves, y unos registros de Brea que salen de los agudos constantes para dar matiz y vida. Quizá de los más remarcable del conjunto.

Con esas cartas sobre la mesa juegan toda la partida; no hay tiempo para irse por las ramas, no hay ganas de darnos otra sustancia que no sea la que firma su impronta. Esto es digno de celebrar, por si no lo estaba dejando claro. Bajo este cariz más rotundo se cobijan también “Da la cara”, “El cazador” o “Lentamente”. Cuando siguen la senda veloz más ligera, despuntan “Levantar mi alma” o “Senderos”, de estructuras menos recargadas.



Si reparas en detalles escuchando con cautela, podrás encontrar ráfagas de la lejana hornada de grupos que repuntaron a finales del siglo pasado, a lomos de heavy metal y hard rock, entre los cuales se encontraban los aquí presentes, pero no los únicos. Hablo de Tierra Santa, Beethoven R., Easy Rider, Mägo de Oz… Aunque como digo, únicamente son pinceladas que, hasta a lo mejor, son mera imaginación mía.

Terminando con otra regresión, cuando Pantera sacó ‘Reinventing the Steel’ leí en la Heavyrock que eso era heavy metal del Siglo XXI. Pues esto también.

La entrada Crítica de Ankhara: Premonición se publicó primero en MariskalRock.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *