Categories
Uncategorized

“Sabotage” de Black Sabbath: ¿El último gran disco de la era Ozzy Osbourne?

Su nueva reedición para coleccionistas junto a toda la fascinante historia de su grabación

En 1975, Black Sabbath aún conservaban la fuerza, la energía y la imaginación que les habían convertido en absolutas leyendas desde sus comienzos a finales de los años 60. Y a pesar de que este disco se gestó en un momento tormentoso y conflictivo para el grupo en relación con sus managers, affaire que tristemente acabó en los tribunales, ello no fue óbice para que hicieran un sensacional trabajo en este ‘Sabotage’, para muchos su último auténtico clásico. Toda su historia y los detalles más relevantes de su nueva edición “Súper De Luxe” son analizados por Mariano Muniesa en este blog que puedes leer a continuación.

¿El último gran álbum de Black Sabbath de la era Ozzy?

Con frecuencia se ha afirmado por numerosos expertos en el grupo de Birmingham, historiadores del rock y del heavy metal y críticos de reputado nombre, que ‘Sabotage’ es el último gran clásico de los Black Sabbath de los 70, es decir, de los Sabs con Ozzy como cantante. Yo soy de los que personalmente comparto ese criterio, ya que en su siguiente trabajo, ‘Technical Ecstasy’, las tensiones internas habían llegado ya a un punto en el que se notó que habían afectado a la creatividad y al nivel de comunicación musical entre ellos, que aunque repuntó en cierta medida con ‘Never Say Die!’, ya no logró salvar una formación cuya cuenta atrás para la ruptura nadie podía parar.

‘Sabotage’, el sexto álbum de estudio de Black Sabbath, editado en junio de 1975, fue un disco en el que, por un lado, el grupo volvió en algunas de las canciones a ese tipo de sonido y de estructura a medio camino entre el british-blues de finales de los 60 y el proto-hard rock de comienzos de los años 70 característico de sus primeros discos. Por otro lado, entró en terrenos más experimentales, dando a los teclados un papel mayor todavía del que le habían dado en ‘Sabbath Bloody Sabbath’, incorporando dentro de una misma canción diferentes cambios de ritmo, sonoridades y estilos, e incluso, seguramente fruto de la frustración y la tensión que existía en relación con su representante legal Patrick Meehan y su agencia de management, con temas muy duros, temas que ya se pueden catalogar no como de hard rock, sino como de auténtico heavy metal, temas en los que volcaron la ira y la agresividad que sentían.

De hecho, eligieron ‘Sabotage’ como título para el disco por la sensación de auténtico sabotaje que pensaban que estaban sufriendo por parte de Patrick Meehan, con quien las relaciones estaban totalmente rotas, e incluso según recordó alguna vez Bill Ward, “fue la primera vez que grabamos un disco con todos nuestros abogados en la sala de grabación”.

Si ‘Black Sabbath Vol.4’ se preparó en una gran mansión de Los Ángeles, y ‘Sabbath Bloody Sabbath’, en el Castillo de Clearwell, de nuevo el grupo eligió recluirse durante un tiempo en una casa apartada y lejos de la ciudad para dar forma a los temas de ‘Sabotage’ antes de entrar en estudio. En los primeros días de enero de 1975, el grupo al completo se reunió en la nueva casa de campo que Ozzy Osbourne había comprado en Staffordshire.

La grabación comenzó el 12 de febrero en los Morgan Studios de Willesden, Londres, donde ya habían grabado ‘Sabbath Bloody Sabbath’ y se prolongó hasta el 21 de marzo de 1975, con el propio Tony Iommi y Mike Butcher como productores del álbum y con el trabajo como ingeniero de sonido de otro nombre posteriormente de leyenda: Robin Black, habitual de las grabaciones de Jethro Tull y que en 1984 grabaría como productor en los Mediterráneo Studios de Ibiza el álbum ‘Acorralado por ti’ de Ñu.

La historia de la jam-session con Led Zeppelin… que pudo acabar en tragedia

En los años 70 las relaciones personales entre Black Sabbath y Led Zeppelin eran muy cordiales, e incluso una de las escasísimas veces que se vio a Jimmy Page en un concierto como público de otro artista en esos años fue precisamente en un show de Black Sabbath en Londres. Ello motivó una curiosa anécdota que tuvo lugar durante la grabación de ‘Sabotage’.

El modus operandi que el grupo seguía era ensayar a conciencia y preparar bien cada mañana el material que iban a grabar esa misma tarde en unos locales de ensayo que habían alquilado en North Canon, a medio camino entre Staffordshire y Londres, y después del almuerzo, desplazarse al estudio y grabar allí cada día lo que habían montado por la mañana. Una tarde de finales de febrero, mientras Bill Ward y Geezer Butler se dirigían a Londres en su automóvil por la autopista A40, de pronto vieron que se les puso un coche en paralelo en el que iban John Bonham y Robert Plant. Bajaron las ventanillas, se saludaron, y a Bonham, muy en su carácter, se le ocurrió retarles a una carrera hasta la rotonda que ponía final a ese tramo de autopista, teniendo que pagar una generosa ronda de bebidas espirituosas el que perdiera el rally.

Según recordaba Geezer Butler, ellos les tomaron bastante ventaja y, llegado un momento, “Bonzo” Bonham, que veía peligrar su apuesta, aceleró de tal manera y empezó a correr a tal velocidad, que a pocos metros de la rotonda pisó con tanta fuerza el acelerador que hizo impactar el pedal contra el pavimento a una velocidad tal que el coche saltó como impulsado por una pértiga, dio varias vueltas de campana y, efectivamente, llegó primero a la rotonda… pero siendo un verdadero milagro que el vehículo no estallase en llamas y que sus ocupantes salieran ilesos del automóvil. Tanto que una vez pasado el susto, los cuatro músicos se fueron al pub más cercano a celebrar que los cuatro seguían vivos y, con toda seguridad, alentados por el alcohol, se animaron a llamar a John Paul Jones, el bajista de los Zep y todos se fueron juntos a los Morgan Studios para pasar entre dos y tres horas haciendo una jam-session tocando temas de blues clásico y rock’n’roll de Chuck Berry que obviamente debió ser memorable. Incomprensible que nadie grabara lo que pasó aquella nublada tarde de febrero de 1975 en los Morgan Studios.

Tema a tema

Hole In The Sky

Es uno de los temas más genuinamente duros, intensos y heavymetaleros de toda la historia de Black Sabbath y para quien suscribe estas líneas, uno de los mejores de toda su trayectoria pese a que no esté entre clásicos de la categoría de “Paranoid”, “War Pigs” o “Sabbath Bloddy Sabbath”. Una base de ritmo densa, poderosa, sobre la que cabalga un venenoso riff de guitarra cargado de distorsión y Ozzy cantando, con un dramatismo estremecedor, en tonos más altos de lo habitual.

Don´t Start (Too Late)

No es en realidad una canción como tal, sino casi un puente instrumental entre dos canciones. Una suerte de improvisación de guitarra acústica de Tony Iommi que no llega ni a un minuto de duración, aunque lleno de sensibilidad y de magia.

Symptom Of The Universe

Este tema sigue la línea más dura, más heavy de los Black Sabbath de ‘Sabotage’, basado en uno de esos riffs que muchas veces James Hetfield de Metallica definió como emergidos de las profundidades del infierno, aunque en su desarrollo evoluciona hacia una parte final más melódica tipo medio tiempo, donde desaparece la distorsión y la canción cambia por completo de ritmo y estructura. Una muestra de los Black Sabbath más experimentales.

Megalomania

Atmosférica epopeya de casi diez minutos cuya letra trataba sobre la locura y el aislamiento, que Ozzy Osbourne capturó con su voz desesperada y atormentada. Es quizá una de la canciones de esta época que guardan una proximidad mayor por su composición y la manera en la que fue producida, con el estilo y la esencia de los Black Sabbath del comienzo, de los dos o tres primeros discos, también por los detalles pseudopsicodélicos que habitan a lo largo de todo su desarrollo instrumental. Un medio tiempo denso, lento, muy Sabbath, a medio camino entre el blues progresivo y el hard rock, que al igual que en el caso de “Symptom Of The Universe”, en su progresión final, cambia por completo para convertirse en un rock duro, fuerte y crudo, con un riff magistral de Tony Iommi y una base de ritmo en la que Geezer Butler sobresale por la fuerza que sus líneas de bajo imprimen a toda la canción.

The Thrill Of It All

Hard rock que empieza como un medio tiempo muy denso, que pronto hace transición hacia un tema con un ritmo más acelerado y unas líneas vocales mucho más melódicas y pegadizas incluso, con un solo de guitarra de Tony Iommi magnífico y que si hubiera sido algo más corto, podría haber sido una acertadísima elección como single.

Supertzar

Épico instrumental, que bien podría haberse incluido en la banda sonora de una película sobre batallas medievales, con un trabajo muy inspirado a la hora de ensamblar los coros incorporados por el English Chamber Choir, famoso por su participación en discos como la versión para teatro musical de ‘Tommy’ de los Who o en las puestas en escena de ‘Journey To The Center Of The Mind’ de Rick Wakeman, trabajo del que se encargó especialmente Will Malone, años más tarde productor del primer larga duración de Iron Maideny que muestra una cara poco conocida y por desgracia, poco explotada por el propio grupo en sus discos de este periodo.

En sus memorias ‘I Am Ozzy’, el cantante describió su experiencia el día en que se grabó: “Entré en los Morgan Studios y en un primer momento, creí que me había equivocado de sala de grabación. Había un coro completo de cuarenta miembros junto con un arpista de ochenta y seis años. Hacían un ruido como si Dios estuviera dirigiendo la banda sonora del fin del mundo. Jamás entendí como a Tony se le ocurrió semejante idea”.

Am I Going Insane

Se dice que a Ozzy Osbourne nunca le gustó esta canción, que indudablemente rompe con el estándar más o menos establecido en el estilo Sabbath y que aún siendo una canción casi de pop-rock, tiene una cadencia siniestra y un aire decadente realmente logrados. El final, con esas inquietantes carcajadas y las voces de ultratumba, se funde con el comienzo del siguiente tema.

The Writ

Medio tiempo en el que Black Sabbath juegan de nuevo con diferentes cambios de ritmo, diferentes sonoridades y en el que se dejan llevar por una vez más por su vena más experimental, introduciendo pasajes melódicos y baladísticos en un tema en el que encontramos partes muy duras, muy heavymetaleras y en las que la guitarra de Tony Iommi y la voluminosa base de ritmo de Geezer Butler y Bill Ward imprimen a este “The Writ” las señas de identidad más características de Black Sabbath.

Esta fue una de las pocas canciones de Black Sabbath cuya letra fue escrita por Ozzy Osbourne, ya que la mayoría fueron escritas por Geezer Butler. Siempre llamó la atención como introdujeron interludios más melódicos y acústicos en los que la voz de Ozzy era particularmente expresiva, tal vez porque había escrito la canción para expresar su propia frustración personal con la forma en que el ex manager de Sabbath se había aprovechado de ellos.

El legado

Toda vez que ‘Sabotage’ se puso a la venta, Black Sabbath iniciaron una gira por Estados Unidos y Canadá entre julio y septiembre de 1975, que se prolongó entre octubre y noviembre por Inglaterra y Europa. En diciembre volvieron a girar por América, y entre enero y febrero hicieron una última gira por Inglaterra, tras la cual, volvieron a sus locales de ensayo para empezar a componer los temas que se incluirían en su siguiente trabajo, ‘Technical Ecstasy’ y preparar con sus abogados el juicio final contra sus managers, que se celebró finalmente en el verano de 1976.

En lo que a ventas y posición en los charts se refiere, ‘Sabotage’ funcionó bastante mejor en Inglaterra y Europa que en Estados Unidos. Fue disco de oro en el Reino Unido (100.000 copias vendidas) en octubre de 1975, y llegó al nº7 de las listas de ventas a mediados de julio de aquel año. En América no puede decirse que tuviera un mal resultado, aunque vendió algo menos que ‘Sabbath Bloody Sabbath’ y llegó en julio de 1975 al nº28 de la lista oficial de ventas de álbumes de Billboard.

‘Sabotage’ en su edición 2021

Indudablemente, el 21 está siendo un gran ha año para los fanáticos de Black Sabbath. En los primeros meses del año en curso, Rhino ya lanzó una caja similar a la que se va a poner en circulación del álbum de 1972 ‘Black Sabbath Vol. 4’, seguido de dos ediciones especiales en 2CD’s de los dos primeros álbumes de la era Dio. Ahora, la etiqueta ha anunciado otra caja de súper lujo para reeditar el álbum que hoy nos ocupa, el ‘Sabotage’ de 1975. A partir del 11 de junio, estará disponible en ediciones de cuádruple CD y cuádruple disco de vinilo.

Esta edición Súper Deluxe consta de una versión remasterizada del álbum original más un disco en directo con un concierto completo de la gira estadounidense grabado en vivoel 5 de agosto de 1975 en el Convention Hall en Asbury Park, Nueva Jersey. Ambos formatos incluirán un bonus-disc de 7 pulgadas con la reedición del sencillo lanzado en su día de “Am I Going Insane (Radio)”y “Hole In The Sky”, con la misma portada de la edición japonesa de aquel single. La remasterización del nuevo álbum también estará disponible a través de las plataformas y servicios de streaming habituales.

El box-set incluye asimismo un folleto con notas, fotos inéditas y recuerdos y recortes de prensa de la época, así como una nueva edición del libro de gira, los anuncios de la actuación en el Madison Square Garden de Nueva York y una réplica del póster oficial de la gira.

Este es el tracklisting de los discos:

Disco 1: Álbum original remasterizado

  1. “Hole In The Sky”
    2. “Don’t Start (Too Late)”
    3. “Symptom Of The Universe”
    4. “Megalomania”
    5. “Thrill Of It All”
    6. “Supertzar”
    7. “Am I Going Insane (Radio)”
    8. “The Writ”

Disco 2: North American Tour Live ’75 (I)

  1. “Supertzar”/“Killing Yourself To Live”
    2. “Hole In The Sky”
    3. “Snowblind”
    4. “Symptom Of The Universe”
    5. “War Pigs”
    6. “Megalomania”
    7. “Sabbra Cadabra”
    8. Jam 1 (incluye solo de guitarra)
    9. Jam 2 (incluye solo de batería)
    10. “Supernaut”
    11. “Iron Man”

Disco 3: North American Tour Live ’75 (II)

  1. Guitar Solo (incluyendo fragmentos de “Orchid” y “Rock ’n’ Roll Doctor”)
    2. “Black Sabbath”
    3. “Spiral Architect”
    4. “Embryo”/“Children Of The Grave”
    5. “Paranoid”

Disco 4

  1. “Am I Going Insane (Radio)”
    2. “Hole In The Sky” (edición japonesa)

La entrada “Sabotage” de Black Sabbath: ¿El último gran disco de la era Ozzy Osbourne? se publicó primero en MariskalRock.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *