Categories
Uncategorized

Crónica de Robe en Valencia: Más de uno tuvo que pedir cita al otorrinolaringólogo

En primer lugar (ante todo sinceridad) vaya por delante que me cuesta ser objetivo. Quien me conoce sabe la admiración que tengo por el señor Iniesta. Como buen amante del buen rock y la poesía, Robe es la combinación perfecta de ambos (para mí solo superado por un tal Sabina).

Robe Iniesta (izquierda) y Carlitos Pérez (derecha) | Foto: Luis Jaime Blanch @luis_jaime_fotografia

Son las 21:30 aproximadamente, sale la banda y el público rompe en aplausos. Suenan las primeras notas y acordes de “Hoy al mundo renuncio” y Robe hace acto de presencia con un look que, sumado al emblemático lugar de Valencia donde nos encontrábamos, era la suma perfecta para que el músico extremeño sacara su lado más bohemio, más canalla y más artista mientras recibía nuestros vítores. Con todo ello, que el concierto comience con esta canción es toda una declaración de intenciones de que el artista viene a defender su nuevo grupo.

La segunda canción en ser interpretada fue “Guerrero”, otra más de su primer trabajo en solitario. La tercera en cantar fue “Si te vas”, de Extremoduro. Entonces, Robe da permiso para que el público grabe lo que quiera, palabras textuales: “Ya que hay muchas restricciones y nos dan por culo, al menos que se quite una, hacer fotos y vídeos“. Un gesto que sabemos dice mucho del artista y al que el respetable responde coreando su nombre y aplaudiendo. 

Siguiendo con el repertorio, no podía faltar “De manera urgente”, donde el violinista Carlitos Pérez cogió un protagonismo que fue respondido por silbidos (en sentido positivo) por parte del público. “El camino de las utopías” fue otro himno de su antigua banda que pudimos oír después, pero fue en la octava canción, “So payaso”, con la que el público se dejó las manos y la garganta, y las cervezas volaron literalmente.

A eso de las 23:00, el Robe anunció que haría un descanso, no sin antes deleitarse con “Dulce introducción al caos”. Una vez finalizada, el público que quiso salió a llenar de humo los pulmones y a beberse una buena rubia como manda la tradición en cualquier pausa de un concierto.

Vale la pena pararse a destacar que Robe va acompañado y muy bien de una banda de músicos de talento impresionante, mención especial a Carlitos Pérez y al saxofonista David Lerman, que le dan un toque bohemio a cada canción con el sonido de sus interpretaciones. En cuanto al setlist, los artistas hicieron un repertorio muy compensado, tocando por completo y en orden el álbum ‘Mayéutica’ justo después del descanso.

David Lerman (izquierda) y Woody Amores (derecha) | Foto: Luis Jaime Blanch @luis_jaime_fotografia

Pero Robe sabe que su público quiere también oír clásicos de Extremoduro y, para finalizar el concierto, nos permitieron disfrutar de himnos del rock español como “Standby” y “La vereda de la puerta de atrás”. El concierto tuvo una gran combinación entre coreografía de los músicos, una calidad de sonido muy buena y un juego de luces que recordaba al de los grandes festivales del rock. Sin duda Carlos Pérez al clarinete es un espectáculo tanto en la magistral forma de tocar como en esa presencia que rebosa sobre el escenario. Robe demuestra de nuevo que, sin lugar a dudas, sabe rodearse de grandes artistas.

El concierto finalizó con “Ama, ama, ama y ensancha el alma”, tras lo cual más de uno tuvo que pedir cita en el otorrinolaringólogo al día siguiente.

Así acabó la noche en la que Valencia se vistió de gala para recibir el segundo concierto de la gira de “Ahora es el momento” de Robe Iniesta.

La entrada Crónica de Robe en Valencia: Más de uno tuvo que pedir cita al otorrinolaringólogo se publicó primero en MariskalRock.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *