Categories
Uncategorized

Sorteamos entradas dobles para los conciertos de Kutxi Romero (Marea) en Madrid y Barcelona

El Palacio Vistalegre de Madrid y la sala Barts de Barcelona esperan ya la llegada de Kutxi Romero y las guitarras de El Pete y Juanito Lorente los días 8 y 15 de mayo, respectivamente. Los clásicos de Marea se unirán a las canciones del álbum en solitario del de Berriozar, ‘No soy de nadie’, y a grandes clásicos del rock en tres citas, ya que en Barcelona se celebrarán dos pases, que nadie debería perderse.

En MariskalRock tenemos dos entradas dobles, una para el concierto de Madrid (20:30) y otra para el segundo pase del concierto de Barcelona (20:00), que sortearemos entre quienes sigan los siguientes pasos:

Facebook:

Twitter:

Instagram:

A continuación, tendrás que mandar un correo electrónico (si envías más de uno quedas automáticamente descalificado) a web@mariskalrock.com poniendo en el asunto el concierto para el que desearías ganar la entrada doble: “Kutxi Madrid” o “Kutxi Barcelona”. Facilítanos tu nombre, DNI/NIE, dirección completa y número de teléfono. En el mensaje has de copiar el enlace del post de las redes sociales en que propagaste la noticia (en el caso de que compartieras en Facebook o Twitter) o decirnos cuál es tu cuenta de Instagram. ¡Sorteo únicamente válido para territorio español!

Recuerda que para estos conciertos tienes las entradas a la venta en este enlace.

PARA LEER MÁS:

 

La entrada Sorteamos entradas dobles para los conciertos de Kutxi Romero (Marea) en Madrid y Barcelona se publicó primero en MariskalRock.com.

Categories
Uncategorized

Entrevista a Iván Allué: “Siempre que se genere un debate querrá decir que el libro ha removido alguna conciencia”

El periodista catalán Iván Allué vuelve a afilar su pluma para ponernos un espejo delante con su nuevo libro: ‘Esa gran familia llamada Heavy Metal’. De una forma amena y divertida, analiza la escena metalera poniendo el foco en algunos aspectos que muchas veces no nos gusta escuchar. Borja Díaz ha devorado las páginas del libro y ha charlado con el autor para conocer su opinión más a fondo.

¿Cómo surge la idea de escribir este libro, yendo más allá de la mera música e intentando llegar a todos los entresijos del heavy?

“Con un año 2020 en blanco para la música y la cultura en general, era el momento de revisar mi archivo y dar a luz un libro al que siempre le había tenido ganas: que hablara sobre heavy metal. El problema estaba en acotar, ya que el género es muy amplio como tal y tampoco quería irme por las ramas. Así pues, el resultado está a medio camino entre diario personal y compilación de artículos de opinión, totalmente actualizados para la ocasión, en los que ofrezco mi particular punto de vista sobre la escena rockera y metalera que tanto me apasiona. Efectivamente, quería ir más allá de la mera música, y eso es lo que ha sorprendido a muchos lectores precisamente. Libros sobre la historia del heavy metal o recopilatorios de las mejores bandas ya hay muchos, pero que hablen sobre cómo funcionan los promotores de conciertos, compañías discográficas, medios de comunicación, bandas profesionales o tributos, incluso de cómo se comportan algunos seguidores a través de las redes sociales o cómo afecta la fama a un músico… no los hay. Así que vi oportuno aportar mi granito de arena en ese sentido”.

Después de leer el libro, ¿puede que el título guarde una parte de ironía?

“La verdad es que no era la intención. En principio, la idea del título es que abarque lo grande que es la familia, por encima de lo bien avenidos que podamos estar o no. Ahora bien, lo bueno es que cada cual lo interpreta a su manera, sobre todo tras leer el contenido, como bien dices. Si te soy sincero, sigo pensando que somos una gran familia, con sus ovejas negras obviamente, pero, como en todas las familias, siempre hay algunas descarriadas. ¿No? Sí me apetecía, sin embargo, señalar con el dedo a esas ovejas que tanto mal nos hacen y que, por suerte, son minoría. A la postre, somos una familia llena de personajes de lo más variopinto, con sus pros y sus contras, y espero que los lectores hayan reflexionado leyendo entre líneas y sacando sus propias conclusiones, como has hecho tú. Por cierto, aprovecho para darte las gracias por la reseña que escribiste para esta web”.

Tienes un objetivo de romper falsos mitos, pero también tienes una mirada crítica dentro del heavy. ¿No es así?

“Sí, como digo en el libro, me apetecía ejercer de “Abogado del Diablo” y explicar las cosas tal y cómo yo las veo. En todos estos años de periodista musical he tenido la suerte de experimentar cosas que no cualquiera tiene ocasión de ver. Si no estás metido en el ajo, muchos aspectos del negocio te pasan por alto o ni te los imaginas. Si hay algo con lo que no estás de acuerdo, es inevitable que al escribir salga ese toque crítico. Amo el heavy metal y su cultura como el que más, pero también puedo decir que hay gente poco aseada dentro de la familia. ¿No? O puedo hablar sobre la admirable labor de esos “seleccionadores nacionales” que, a diario, nos regalan su “sabia” opinión, ocultos tras un perfil de Facebook… Una cosa no quita la otra”.

En uno de los capítulos se tratan las bandas tributo, siempre tan criticadas. ¿No crees que es demasiado fina la línea entre tributos de músicos profesionales y las bandas orquesta que se aprovechan?

“Yo creo que el público sabe apreciar lo que es un tributo hecho con cariño y lo que simplemente es una orquesta de versiones. Otra cosa es que congreguen un número parecido de gente, que, al fin y al cabo, lo que quiere es pasar un buen rato con los colegas, de ahí la fina línea que comentas. Nunca está de más reconocer el esfuerzo que hay tras la puesta en escena y la preparación de algunas bandas tributo. La propuesta de bandas orquesta que se dedican a hacer simplemente popurrís de diferentes grupos me resulta totalmente descafeinada, y no disfruto con ellas. Creo que el tiempo pone a cada cual en su lugar, así que esas orquestas acabarán desapareciendo”.

Otra de las figuras que más polémica suscita es la del “Metalpaco”. ¿Crees que han ganado tanta importancia para tener un capítulo?

“¡Son la joya de la corona del libro! Ha tenido mucho éxito ese capítulo, imagino que por lo graciosos y entrañables que nos resultan. En principio iban a formar parte de “La fauna de los conciertos”, que es otro de los capítulos del libro, pero, parágrafo tras parágrafo, vi que la cosa iba a más y necesitaba un único capítulo para ellos. Yo creo que sí han ganado importancia. Si te fijas, su perfil de Facebook gana seguidores día a día. Pero bueno, se trata de sacar hierro al asunto y echarnos unas risas mirándonos al espejo, sin más”.

La industria del cine y del entretenimiento tiene mucha culpa. ¿Cómo viste el delincuente de turno en la telenovela del mediodía? Melenita, chupa de cuero…

También reivindicas el heavy como cultura. ¿Qué crees que falta para cambiar la imagen que tienen de nosotros?

“Yo creo que lo esencial es que, desde fuera, se nos deje de ver precisamente como a un “Metalpaco”: un tío más bien inculto, delincuente, poco aseado, alcohólico o drogadicto… A los “Metalpacos” les damos cancha nosotros, que estamos dentro de la familia, precisamente porque sabemos cómo es esta familia y tenemos todo el derecho a echarnos unas risas, pero la gente ajena al heavy debe vernos como todo lo contrario. Y ahí tiene mucha culpa la industria del cine y del entretenimiento audiovisual en general. Si te fijas, ¿cómo viste el delincuente de turno en la telenovela del mediodía? Melenita, chupa de cuero, aires de malote… Y luego, ¿qué me dices de pelis como “Isi/Disi, amor a lo bestia”? ¿Esos dos retrasados mentales que solo se alimentan de berberechos y quesitos nos representan? A mí, desde luego, no. Señores guionistas, aprovecho desde aquí para recomendar ‘Esa gran familia llamada heavy metal’. Quizás os podáis hacer una idea aproximada de lo que en realidad somos”.

Seguramente, mucha gente no se haya replanteado nunca la visión de una banda como empresa. ¿Cómo crees que puede reaccionar la gente con este capítulo?

“Pues, como bien comentas en la reseña, más de uno afilará sus colmillos al leerlo. Este capítulo está inspirado en los típicos que siempre dicen aquello de “se han vendido”, “ya no son lo que eran”, “todo por la pasta”… ¡Me hierven las venas con esos comentarios! Es gente que no entiende, o no quiere verlo, que un grupo profesional es una empresa. ¿Y qué hacen las empresas? Pues obtener beneficios. Si hacen giras de reunión es porque la gente paga por verles, y están en su derecho de explotarlo. Vendidos son los políticos, no los músicos. Aunque, siempre habrá excepciones, claro está. Lo de “ya no son lo que eran” también da mucha rabia… ¿Acaso tú eres el mismo ahora que hace 10 o 15 años? Ni tú, ni yo. Puedes conservar la esencia, pero lo lógico es evolucionar… Pues en la música igual. No esperes que Metallica escriba otro ‘Kill ‘Em All’, viviendo en mansiones como viven, porque no es lógico. Tampoco tienen 20 años, tienen casi 60. Así que agradece que hayan sacado un ‘Hardwired… to Self-Destruct’ bastante decente, en lugar de decir que ya no son los de antes. Si quieres caña burra, pues vete a Crisix o Angelus Apatrida, que todavía son jóvenes y tienen mucha guerra que dar”.

Con este libro nos haces mirarnos al espejo y puede que a más de uno no les guste lo que ven. ¿Has recibido algún comentario al respecto?

“Bueno, en este sentido, Óscar Sancho, de Lujuria, sí me ha comentado algunas cosas. Incluso llegó a escribir una parrafada, aquí en vuestra web, sobre los “Metalpacos”, que los conoció gracias a mi libro. Siempre que se genere un debate, es bueno, porque querrá decir que el libro ha removido alguna conciencia, ya sea para bien o para mal. Mucho peor sería la indiferencia. Así que todos los comentarios y opiniones son bienvenidas”.

Me parece que este libro puede ser muy interesante para la gente alejada de nuestra escena. ¿Cómo crees que puede cambiar su visión con respecto al heavy?

“Es lo que comentaba antes, con la bromita de los guionistas. Probablemente, la gente que lo haya leído y esté un poco metida en el rollo, no le sonará todo tan nuevo, pero la gente totalmente ajena aprendería mucho, lógicamente. Tal vez dejarían de calificar nuestra música de “ruido” o de vernos como “melenudos sin aspiraciones” y se darían cuenta de que muchos músicos heavy han estudiado en el conservatorio y son capaces de sacar adelante carreras universitarias. El problema está en lo de siempre: si la música heavy no te gusta, difícilmente la escucharás. Por lo tanto, si la cultura heavy no te interesa, difícilmente le prestarás atención a un libro como ‘Esa gran familia llamada heavy metal’. Me apena decirlo pero es así. Al final no dejamos de ser un gueto y de ahí nos cuesta mucho salir. La esperanza que me queda es que los chavales jóvenes, que se encuentran con el típico trabajo de investigación para “la Uni” o “el Insti”, y apuesten por el heavy metal como inspiración, lo tengan en cuenta de cara a la bibliografía. No todo son manuales tipo ‘El ritmo de las tribus’, de Pepe Colubi. Ahora, por lo menos, ya hay más dónde elegir”.

Incluyes una sección de fotos de diferentes conciertos. ¿Has seguido algún criterio para seleccionarlas?

“En principio, que fueran todas verticales y estuvieran bien enfocadas. Ese es el criterio. También he intentado incluir una representación de cada época, de 2009 hasta 2020. Tenía mucho material gráfico, de todos estos años en Metalcry.com, y pienso que las fotos también pueden comunicar mucho, así que me apetecía incluirlas en la parte central, como una pieza esencial más de mi diario personal. Habrá lectores que hubieran preferido más texto, obviamente, pero yo estoy satisfecho con el resultado. Prefiero que se les haga corto a que les parezca aburrido. Así, siempre tienen opción de leerlo de nuevo. ¡Gracias por todo Borja! Aprovecho para decir a los lectores que, si quieren hacerse con el libro lo busquen en amazon.es, o contacten conmigo personalmente. ¡Saludos!”.

La entrada Entrevista a Iván Allué: “Siempre que se genere un debate querrá decir que el libro ha removido alguna conciencia” se publicó primero en MariskalRock.com.

Categories
Uncategorized

Muere John Hinch, exbatería de Judas Priest

Corría el mes de mayo de 1973 cuando el guitarrista KK Downing y el bajista Ian Hill buscaban compañeros para el proyecto musical que tenían en mente. Entre ellos estuvieron el vocalista Alan Atkins, el guitarrista Glenn Tipton y varios baterías hasta que llegó a asentarse la formación que daría forma al primer disco de Judas Priest.

Tras un concierto de Hiroshima se terminarían uniendo a la banda su vocalista y su batería, Rob Halford y John Hinch, respectivamente, completando la formación que grabó ‘Rocka Rolla’.

Hoy ha sido el propio Metal God el que ha publicado en sus redes sociales el mensaje que informaba de la muerte del batería, quien tras su salida de Judas Priest también fue músico de la banda de Uli Jon Roth, entre otros, antes de comenzar su labor como mánager de bandas como Jameson Raid, Steel o The Bureau.

En la biografía de Halford se hacía referencia al motivo de la salida de Hinch de la formación: “Estábamos desarrollándonos musicalmente y queríamos un batería más atrevido para complementar lo que estábamos haciendo. Los ensayos se volvieron frustrantes. John hacía todo lo que podía, pero simplemente no era lo que queríamos”.

PARA LEER MÁS:

 

La entrada Muere John Hinch, exbatería de Judas Priest se publicó primero en MariskalRock.com.

Categories
Uncategorized

Crónica de Ana Curra + Seda en Bilbao: Dulce tránsito sin olvidar el negro

La maldita pandemia que todavía aguantamos está obligando a muchos artistas a reinventarse, a adecuar sus espectáculos a esas restricciones sanitarias tan insoportables como los vaivenes del propio virus. Esto no debería constituir ninguna novedad, pues el rock siempre ha estado a la contra del poder establecido y ha garantizado su supervivencia en tesituras tan complicadas como la actual. Algo que no quita para seguir denunciando una vez más por qué se castiga a ciertos sectores de la población mientras se hace la vista gorda con poderosas multinacionales y otros estamentos a los que nadie se atreve a meter en cintura en tema de aforos. La estrategia del abusón de colegio que se siente impune y por encima de los simples mortales.

A pesar de lo ridículo que resulta eso de llenar los recintos con sillas con los transportes públicos atestados de peña, hemos de admitir que también proporciona una oportunidad única para contemplar a una banda desde una perspectiva distinta. En este punto hay también discrepancias entre los que abogan por pasar por el aro y los que se niegan a realizar sus shows en unas condiciones no muy diferentes a las de los animales en los zoos. ¿Que se ha hecho una prueba piloto con 5.000 personas sin distancia social? Pues oigan, jamás escuchamos palabras de apoyo en dicho asunto desde instancias gubernamentales, prueba de lo mucho que preocupa la cultura a esta gente.

Seda

Al margen de polémicas, menos mal que todavía existen aguerridos promotores empeñados en hacer conciertos que no se dan por vencidos ni con cierres perimetrales. Estos sí que son nuestros héroes. Gracias a esa bendita cabezonería pudimos disfrutar de una sesión matinal de órdago en la céntrica sala BBK bilbaína, una cita que por supuesto colgó el cartel de entradas agotadas, como buena parte de los eventos programados en el ciclo Rabba Rabba Girl, destinado a proporcionar visibilidad a las féminas.

Calentaron el ambiente en primer lugar Seda, un proyecto de reciente creación en el que podemos encontrar veteranos de la escena local como Virginia Fernández (Doctor Deseo), Félix Landa (Extremoduro) o el siempre excelso a la guitarra Joseba B. Lenoir (Sumisión City Blues).

En lo musical se mueven por el rock con eco americano o setentero, no en vano su inconmensurable frontwoman poseía cierto halo a lo Stevie Nicks o Grace Slick. Y al resto también se les notaban los galones en las tablas, en especial en piezas enérgicas del calibre de “Let It Go”. Puro nervio. Para seguirles la pista.

Hemos contemplado ya unas cuantas veces el espectáculo de Ana Curra dedicado a ‘El Acto’, la histórica obra seminal de Parálisis Permanente, por lo que no nos desagradó que en esta ocasión ofreciera un repertorio diferente, aderezado con complementos visuales adaptado a las restrictivas circunstancias actuales.

Sorprendió que en su grupo de acompañamiento no se encontraran ni el legendario bajista Rafa Balmaseda ni el guitarrista César Scappa, otro veterano al que hemos visto en otros bolos de Su Siniestrísima. Predominó la savia nueva, un movimiento que quizás responda a la necesidad de iniciar una etapa inédita sin los condicionantes del pasado.

Una intro de corte clásico daba paso a “Fundido a negro”, pieza tenebrosa cual tizón que iniciaba su último trabajo y que nos presentaba a la carismática vocalista oculta tras una máscara. La nostalgia no tardó en aparecer con el himno homónimo “El Acto” y “Nacidos para dominar”, que sigue sonando tan impactante en las distancias cortas como hace varias décadas, al igual que “Te gustará”, otro de los momentos cumbres del debut de Parálisis Permanente, piedra angular del gótico y el post punk patrio.

La de El Escorial calificó como “una declaración de principios” su celebérrima revisión del “Heroes” de Bowie y desde luego pocos fieles se esperarían que rescatara “En esta tarde gris”, uno de los temas más poperos de su álbum ‘Vuelta a las andadas’, pero que siempre nos hizo gracia, ideal para salir de fiesta de buen humor, algo que tanta falta nos hace en tiempos de cabreo generalizado. Qué grata sorpresa.

Pero había cosas que deberían incluirse sí o sí, aunque nos obligaran a estar sentados o haciendo el pino. “Quiero ser santa” era una de ellas. Inconfundible su intro fantasmagórica de teclado. Y tampoco se hubiera entendido obviar otro clasicazo como “Tengo un pasajero”, con imágenes por la pantalla de ‘Alien, el octavo pasajero’. Todo un trallazo que sacude conciencias incluso hoy en día.

Y definió su reciente “Hiel” como “una danza para los nuestros”, una suerte de réquiem por todo lo que hemos perdido en esta odiosa pandemia. “Se ha cometido una gran injusticia en las residencias”, señaló a modo reivindicativo. Otro de esos miserables atropellos que seguramente quedarán impunes por culpa de unos y otros.

“Pájaros de mal agüero” regresó a la ortodoxia siniestra y levantó el pabellón hasta la estratosfera, no sin antes recalcar que su letra servía para reflexionar acerca de diversos aspectos. Se acordó en este sentido de la pandemia del SIDA que “solo afectaba a tipos marginales” y subrayó la doble moral presente en la actualidad. “Como lo de ahora afecta a todo el mundo, entonces se toman medidas”, sentenció.

Hubo asimismo espacio para novedades con “Afrodita la monarca”, que definió como “muy feminista y punk”, y reincidió en el material más reciente con “Aprendiz de bruja”, corte atmosférico de efluvios trip hop a lo Massive Attack. Otro puntazo con el que la ex Pegamoides nos dejó a la mayoría con el pie cambiado fue su tremenda y acelerada revisión del “Ghost Rider” de Suicide, para clavar la pica en Flandes. Y en esta línea, el “Quiero ser tu perro”, original de The Stooges, nos hizo desear lanzar las sillas por los aires, algo que pensaríamos con mucha más fuerza con las invitaciones al pogo descontrolado de “Unidos” y “Autosuficiencia”. Quizás debería estar prohibido tocar estas cosas con peña sentada.

Y sin que disminuyeran ni por asomo las ganas de destruir, “Un día en Texas” nos insufló energía suficiente para aguantar varios meses por lo menos, así da gusto terminar un recital. Todo un dulce tránsito sin olvidar el negro. Ansia por la renovación, pero sin renegar de esos orígenes que marcaron a tantas generaciones venideras y que no se podían de ninguna manera esconder debajo de la alfombra. Tal vez el verdadero futuro se encuentre en un pasado glorioso.

La entrada Crónica de Ana Curra + Seda en Bilbao: Dulce tránsito sin olvidar el negro se publicó primero en MariskalRock.com.

Categories
Uncategorized

Burning Witches Publican ‘The Witch Of The North’

Burning Witches presenta la canción titular de su próximo álbum ‘The Witch Of The North’.

Burning Witches con ‘The Witch Of The North’ muestra un sonido heavy metalero con ese punto hímnico épico que va en consonancia con la portada obra de Claudio Bergamín. Presencia a la bruja del bosque conjurando a un guerrero demoníaco de entre las llamas y llevándolo a la batalla. Hechicería, espadas, fuego y sangre: ¡no hay nada más METAL que esto!

Burning Witches comentan sobre el video: «El tema que da título al nuevo álbum era la canción perfecta para llevarla al campo visual, no es el típico single, porque es un corte de puro epic power».

Burning Witches destacan por componer melodías grandiosas y atemporales; llevándonos al recuerdo de formaciones como Judas Priest desarrollando su propia voz única sin volverse rollo nostálgico. «No nos gustan los experimentos grandes», confiesa la guitarrista y principal compositora Romana. «A todas nos apasiona el metal clásico como Iron Maiden, Judas Priest y Slayer, no hay mejor música, así que Burning Witches siempre se mantendrá fiel a sí misma».

‘The Witch Of The North’ ha sido grabado con una institución del metal suizo V.O. Pulver (Gurd, Poltergeist…) junto a su productor habitual, el titán del thrash Schmier (Destruction). Éste es además un disco de himnos enardecedores y contundentes como la titular, ‘The Circle Of Five’ o ‘We Stand As One’. Y como remate han incluido una versión del clásico de Savatage ‘Hall Of The Mountain King’, con Chris Caffery de invitado.

Categories
Uncategorized

Así sonaría “Smoke on the Water” de Deep Purple si fuera obra de Rammstein

No son infrecuentes las demostraciones de creatividad por parte de la comunidad rockera y metalera. Muchas veces estas muestras llegan en forma de mashups o reinterpretaciones de algunos de los temas más emblemáticos de según qué grupo al estilo de otro conjunto, resultando en experimentos de lo más sorprendentes.

Este es el caso de Denis Pauna, youtuber que se formuló la siguiente pregunta: ¿Cómo sería si las leyendas del metal industrial Rammstein hubieran compuesto uno de los pilares del hard rock como es “Smoke on the Water” de Deep Purple? Ni corto ni perezoso, este metalhead cogió sus instrumentos y grabó esta impresionante versión del clásico de la banda británica imitando el carácter del combo de Berlín e incluso cantando en la lengua germana de Till Lindemann y compañía (ayudándose para tal propósito del traductor de Google y reconociendo entre risas que no tenía idea de qué cantaba).

El resultado, a continuación:

El canal de Denis es una verdadera mina de vídeos de este corte, demostrando las increíbles combinaciones que se pueden realizar al emparejar bandas como Nirvana, Metallica, Type O Negative, Alice In Chains, Motörhead, Soundgarden y muchos más. Os invitamos a echar un vistazo a todas sus publicaciones en este enlace y quedaros maravillados con esta clase de contenido.

PARA LEER MÁS:

La entrada Así sonaría “Smoke on the Water” de Deep Purple si fuera obra de Rammstein se publicó primero en MariskalRock.com.

Categories
Uncategorized

Slipknot podría estar grabando su nuevo disco: estos son los indicios que apuntan a ello

Poco más de año y medio nos separa del lanzamiento allá por agosto de 2019 de ‘We Are Not Your Kind’, último esfuerzo de estudio por parte de Slipknot hasta la fecha. A pesar de no tratarse de un periodo de tiempo especialmente dilatado, algunos seguidores del combo de un metal han comenzado a pensar que Corey Taylor y los suyos podrían haberse embarcado ya en una nueva aventura discográfica.

Cuatro indicios son los que la comunidad de fans de los de Des Moines ha comenzado a tener en cuenta, los cuales han sido recopilados por Metalsucks. El primero de ellos ha sido extraído de una entrevista recientemente ofrecida por Corey a Kerrang! en la que, además de hablar del futuro de su banda en vivo, el cantante declaraba lo siguiente: En este momento se están gestando algunas cosas de las que no puedo hablar, pero son enormes. Puedo decir esto: probablemente os enteraréis de ello en el próximo mes, digámoslo de esa manera”.

Paralelamente, hace unos días el bajista afincado en Reino Unido Alessandro Venturella subía a las redes una fotografía de una selección de algunos de sus instrumentos. Una publicación que habría sido pasada por alto de no haber sido tomada en América, como demuestra su geotagging:

A esta imagen de los bajos de Alessandro le sucedía una muy parecida, en la que podemos apreciar una serie de equipamiento alrededor que perfectamente podría formar parte de un estudio de grabación:

Por último, su compañero, el guitarrista James Root, subía una serie de imágenes de un imponente amplificador de la marca Bogner, del cual le hacía entrega el propio dueño de esta marca, Reinhold Bogner. Esta pieza ha formado parte del equipo empleado pro Root desde el disco ‘Vol. 3: (The Subliminal Verses)’, por lo que llama poderosamente la atención el momento escogido para publicar dichas fotos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de James Root (@jamesroot)

PARA LEER MÁS:

La entrada Slipknot podría estar grabando su nuevo disco: estos son los indicios que apuntan a ello se publicó primero en MariskalRock.com.

Categories
Uncategorized

Crónica de Obús + Silveranto en Sevilla: Descarga de rock and roll

Tras varios cambios de fechas, el pasado 17 de abril pudimos disfrutar de dos buenas descargas de rock and roll. Por un lado, Silveranto, grupo debutante aunque con músicos con larga carrera musical. Por el otro lado, todo lo contrario, una banda más que consolidada, Obús.

Con puntualidad inglesa (algo bueno que hemos sacado de esta pandemia) a las 16:30h comenzaba a sonar la intro de lo que sería el primer concierto de Silveranto. Decidieron comenzar con “No Money”, en donde dejaron muy claro las ganas que tenían de disfrutar en el escenario. A esta le siguió “On the Road”, cuya base rítmica me llamó la atención por la potencia y compenetración entre sus músicos, cosa que continuó durante los 40 minutos de concierto.

Tras saludar al público, continuaba su show con “Let Me”, quizás es el tema que menos me llamó la atención, ya que canciones como “How Long” o “Can´t stop Rock and Roll” me transportaron a épocas pasadas donde su hard rock hubiera tenido cabida perfectamente. Tanto su estética, sus coros, sus composiciones, su puesta en escena o su actitud dejan claras sus influencias, aunque con sonidos actuales y respetando mucho más las letras que en los años 80 como demostraron en su balada “Tears Have Go  Away”, dedicada a todas las víctimas de malos tratos.

Le siguieron temas como “The girl of the Curve” o la ya nombrada “Can´t Stop Rock and Roll”, que creo es la que más gustó en general al público, aunque debo admitir que la gente estaba realmente entregada desde el principio del concierto, siguiendo el ritmo con las palmas, moviéndose y cabeceando en las sillas, gritando…Y  todo eso fue gracias la buena conexión de su cantante y guitarrista, F.J.Kubero, con el público, sabiendo interpretar y transmitir cada frase. Cierto es que estaba muy bien arropado por Josemi Cassani, músico de renombre dentro del metal cuyos punteos son digno de mención, así como su elegancia a la hora de interpretarlos. Sin olvidar la técnica, control y tempo del batería Josemi Jiménez y de la alegría y potencia que transmitió Enrike R. al bajo.

Para terminar, decidieron hacerlo con una versión de Judas Priest, “Living after Midnight”. En resumen, hicieron un más que digno debut y me encantaría volverlos a ver con un repertorio más largo.

Con un rápido cambio de escenario, a las 18:00h comenzaba Obús con “No me lo digas más”, en donde noté a la banda algo “fría” no sé si fue por ver a todo el mundo sentado, con mascarillas, o simplemente que no estaban motivados del todo, pero poco a poco el Obús se fue calentando como sucedió en el segundo tema de la tarde, “La Raya”, en donde a Fortu ya se le notaba más cómodo. Empezaba a hacer sus típicos bailecitos ochenteros acorde con la letra del tema. En “Necesito más” me gustaron mucho los coros del bajista Luisma Hernández,  que para mí fue un descubrimiento como músico aunque lo había visto con anterioridad en otras bandas, pero esa tarde me llamó mucho la atención su puesta en escena. Disfruta y transmite con facilidad, como dejó palpable con “El que más”, en donde la sala entera coreaba, cantaba y se volvía loca (aunque siempre manteniendo las medidas de seguridad).

La situación que vivimos actualmente  no es nada propensa para un concierto de rock. Obús lo sabía e hizo que ese ratito sentados mereciera la pena con clásicos que nunca fallan como “Que te jodan” o “Me visitará la muerte”. Se nota que Fortu mantiene en buena forma vocal y cómo no, demostró lo artistazo que es, simulando al sacerdote dando la extremaunción. Poco después, llegó el momento ‘Sálvame’ cuando Fortu se dirigió al público y algunos de los asistentes le hicieron preguntas personales que él contestó sin problema. Como yo no sigo su vida personal, me aburrí un poquito, pero se me pasó rápido con “Autopista”, a la que seguiría el momento más tranquilo de la tarde con “Complaciente o cruel,” cuando Fortu se sentó en el borde del escenario y pedía ayuda para cantarla.

Le siguieron clásicos como “Pesadilla Nuclear”,  “Dinero” o  “Prepárate”- Poco después, llegaría la presentación de la banda, su bajista Luisma Hernández hizo un solo de bajo espectacular con una presencia inigualable en ese momento. Le siguió un solo por parte del batería Carlos Mirat que decidió levantarse de su instrumento para que Fortu lo tocara mientras Carlos tocaba una escalera de pintor que le acababan de subir al escenario. Esto quizás parezca más llamativo de lo que fue, creo que no produjo el efecto esperado. Lo que si fue destacable es ver al guitarrista Paco Laguna aguantar todo el concierto con mascarilla

Para terminar, decidieron hacerlo con “Vamos muy bien”, en donde toda la sala, público, músicos y trabajadores estábamos disfrutando de los casi noventa minutos de concierto. El bis vino poco después con “Whisky con hielo”, en donde subieron a cantar a Kubero (Silveranto). Realmente disfruté mucho del concierto de Obús, hicieron lo que mejor saben hacer, rock and roll.

Me gustaría dar mi enhorabuena a Silveranto y Obús por sus conciertos pero también a los trabajadores de la Sala X, que estuvieron muy pendientes de que cumpliéramos las medidas de seguridad, distancia, mascarillas, sentados todo el tiempo… Así sí se demuestra que la cultura es segura. Gracias por hacerlo posible.

La entrada Crónica de Obús + Silveranto en Sevilla: Descarga de rock and roll se publicó primero en MariskalRock.com.

Categories
Uncategorized

Ciclonautas se pronuncia sobre el fenómeno Greta Van Fleet

Es la banda del momento, el último grupo de rock que ha conseguido conectar con una audiencia tan joven como ellos mismos. Además de estar en boca de todos,  está también en la portada de la última edición de nuestra revista, que aún seguirá unos días en los kioscos.

Le tomará el relevo La Heavy nº 431, para la que Juan Destroyer entrevistó a Ciclonautas, que acaba de publicar “Bombo sicario”, segundo adelanto de su tercer disco de estudio.

Durante la charla, hubo tiempo para abordar el fenómeno GVF, que sin duda contribuye a que la llama del rock and roll siga viva entre las nuevas generaciones de adolescentes y veinteañeros.

“La mejor publicidad que tuvo es lo de que suena como Led Zeppelin”, afirma el cantante y guitarrista Mai Medina, que considera su éxito un triunfo del género. “Se festejan mucho esas cosas, y sí, más aún cuando son jóvenes”.

Alen Ayerdi tiene en casa la prueba palpable del impacto de la banda de los hermanos Kiszka. “Le enseñé a mi hijo, que tiene 15 años, “Black Smoke Rising” como una rareza a ver qué le parecía, y le encanta. Está superenganchado, ahora es él el que me informa cuando sacan algo nuevo”. El también batería de Marea resalta otra consecuencia positiva que entronca de nuevo con la consabida comparación que persigue a los de Michigan. “Le ha hecho tirar para atrás y descubrir a Led Zeppelin”.

El rock traspasa las fronteras temporales, los grandes clásicos no pasan de moda y Mai cree saber el porqué. “Es una música muy enérgica y linda para sacar todos los sentimientos para fuera, hacer ruido, pegarle una patada al aire… tiene muchas cualidades que otros estilos de música no tienen. El rock tendría que estar siempre, como la música clásica”.

PARA LEER MÁS:

La entrada Ciclonautas se pronuncia sobre el fenómeno Greta Van Fleet se publicó primero en MariskalRock.com.

Categories
Uncategorized

El batería Rodolfo García (Almendra, Tantor, Aquelarre), con muerte cerebral tras sufrir un ACV

De nuevo toca dar a conocer una de esas noticias que desearíamos no tener que cubrir jamás. En la noche de ayer, miércoles 29 de abril, el histórico batería e icono del rock en Argentina Rodolfo García sufrió un accidente cerebrovascular encontrándose en su domicilio.

El que fuera integrante de nombres de la talla de  Almendra, Tantor y Aquelarre entre otros combos ha sido intervenido de urgencia fruto de esta terrible afección. Lamentablemente, ha fallecido cerebralmente y su estado es irreversible. El pasado mes de enero Rodolfo había cumplido 75 años y aun se encontraba en activo.

Entre los hitos en la trayectoria de García destacan haber sido miembro fundador de los mencionados Almendra (donde militaría junto a Luis Alberto Spinetta, a quien le grabaría su disco en solitario ‘Los amigo’), arrancar posteriormente el proyecto La Barranca e incluso haber colaborado en la reapertura el mítico café La Perla de Once, en Buenos Aires.

Una envidiable trayectoria que fue reconocida en 2014 al ser galardonado con el título de Director Nacional de Artes. Además, el pasado año formó parte de ‘El marcapiel’, el multitudinario homenaje a Spinetta del que podéis leer nuestra crónica.

La entrada El batería Rodolfo García (Almendra, Tantor, Aquelarre), con muerte cerebral tras sufrir un ACV se publicó primero en MariskalRock.com.