Categories
Uncategorized

El concierto de Ramones y Black Sabbath anunciado en 1978 como “punk rock vs heavy metal” y que acabó siendo “peligroso”

Si se trata de evocar aquella rivalidad de antaño entre heavies y punks, seguro que a los más veteranos les viene a la cabeza aquel San Isidro de 1986 que dejó el saldo de más de una veintena de heridos en un concierto de La Polla Records, Obús y Bella Bestia. Algo parecido pudo haber sucedido en el recital de Ramones y Black Sabbath anunciado en 1978 como “punk rock vs heavy metal” y que acabó siendo “peligroso”.

Según lo que publica Loudersound, por aquel entonces las leyendas del punk de Forest Hills buscaban ampliar su campo de acción. El guitarrista Johnny Ramone declaraba a Rolling Stone que en sus inicios se habían fijado en bandas norteamericanas importantes como Aerosmith, Kiss o Ted Nugent.

Estas palabras sirvieron de pretexto para que la agencia de management, Premier Talent, buscara un hueco para Ramones entre otros combos de hard rock o metal. “Nuestra agencia pensaba que ampliaría nuestro público”, decía el vocalista Joey Ramone para justificar su presencia en un cartel junto a Foreigner, Eddie Money, Rick Derringer y Black Sabbath.

La primera fecha en el Omni Coliseum de Atlanta junto a Tony Iommi y compañía fue dura, pero nada comparado con lo que vendría posteriormente. Que Van Halen se descolgara de la gira de ‘Never Say Die’ de Black Sabbath no ayudó a calmar los ánimos de los asistentes al concierto del Swing Auditorium de San Bernardino (California). Tampoco ayudaría el hecho de que en aquel momento de 1978 se presentara el evento como un combate punk rock vs heavy metal.

Este era el ambiente en el recinto, según lo que contaban los propios Ramones a Everett True en la biografía ‘Hey Ho Lets Go! The Story of the Ramones’: “Los metaleros eran con mucho la mayoría, así que vinieron a matar. Y lo intentaron, tiraron a la banda latas llenas de cerveza. Después de seis canciones, los amplificadores y el escenario estaban llenos de basura. Aquello daba miedo, pero la cosa empeoró”.

Las primeras canciones se recibieron con aplausos, pero cuando terminó el séptimo tema, “Rock N’ Roll High School”, empezaron los abucheos y los gritos de “¡Sabbath!”. La introducción de Joey Ramone en “Don’t Come Close” apenas se escuchó y en prácticamente cinco minutos se desató el infierno con un público que lanzaba al escenario cualquier cosa que tenía en las manos.

Así fue lo que sucedió según el vocalista: “Ocurrió cuando empezamos a tocar “Surfin’ Bird” y nos llegaba todo lo que había en el mundo. Comenzaron a llover carburadores y botellas de whisky. El responsable del escenario tenía 65 años y nos dijo que nunca había visto nada igual desde que los Stones tocaran por primera vez en América. Nadie salió herido, dijimos: “Que os jodan” y abandonamos el escenario”.

El bajista Dee Dee incluso se atrevió a encararse con la audiencia elevando su instrumento por encima de la cabeza y diciendo: “¡Que os jodan! ¡Somos el futuro!”. Por otra parte, la conclusión que sacó el mánager Monte Melnick estaba clara: “Tocar con Black Sabbath fue peligroso”.

PARA LEER MÁS:

La entrada El concierto de Ramones y Black Sabbath anunciado en 1978 como “punk rock vs heavy metal” y que acabó siendo “peligroso” se publicó primero en MariskalRock.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *